sábado, 4 de agosto de 2007

España, campeona del mundo extraoficial

Por Luis Javier Bravo Mayor.

De algún modo, España ha ejercido como lo que alguien ha dado en llamar "Campeona del mundo extraoficial", en tres ocasiones distintas.
Ocurrió en 1961, 1972 y en 2001.
Pero para situarnos, explicaré como se desarrolla la historia.
El partido entre selecciones más antiguo del mundo se jugó el día 30 de noviembre de 1872, entre las "teams" de Escocia e Inglaterra, siendo el resultado final de empate a cero goles, con lo cual no tenemos un "Campeón del mundo extraoficial", aún.
En el segundo "match", disputado entre las mismas selecciones el 8 de marzo de 1873, pero cambiando la localía, Inglaterra venció a Escocia por cuatro goles a dos, convirtiéndose en la primera selección "Campeona del mundo extraoficial", pues hasta ese momento no se habían disputado más partidos entre selecciones e Inglaterra era la única que había vencido.
La titularidad le fue arrebatada en el tercer partido que le enfrentó nuevamente a Escocia, justo un año después, donde la selección escocesa venció por dos goles a uno, consiguiendo el título honorífico.
Ya por entonces, Gales se había sumado a esta disputa, pero había sido siempre un débil rival que no había puesto en peligro el trono.
Años más tarde, concretamente para 1884, aparece en el panorama Irlanda, que al igual que anteriormente Gales, tampoco pone en aprietos a ninguna de las dos grandes potencias de la época.
Para 1898, Inglaterra recupera el cetro venciendo en Escocia por uno a tres, recuperándolo los escoceses en 1900, venciendo por cuatro a uno a los ingleses, despidiendo el siglo XIX el continuo vaivén entre ambos rivales británicos.
El comienzo del siglo XX nos trae la sorpresa de romper la monótona hegemonía de escoceses e ingleses.
El 21 de marzo de 1903, Irlanda vence a los escoceses en Glasgow por cero a dos y abre el melón para el resto del mundo futbolístico...británico.
Casi un año después, Inglaterra vuelve a colocarse en lo más alto tras vencer a los irlandeses en Belfast por uno a tres, para ser vencidos tres años después por los escoceses. Parecía que todo íba a volver a ser como antes, pero Gales da un salto de calidad venciendo el 4 de marzo de 1907, por un gol a cero, equiparándose al resto de selecciones británicas.
Así, es un continuo repetirse de estas selecciones, hasta que en 1927, aparece un nuevo "Campeón del mundo extraoficial", aunque sigue siendo una selección británica, Irlanda del Norte que venció a Inglaterra y consigue cerrar el círculo británico de "Campeones extraoficiales".
Una vez todas las selecciones británicas han satisfecho su ego, es el turno de que el resto del mundo futbolístico vaya desbancando del dominio a los creadores del balompié. La primera ocasión que tuvo una selección no británica para consagrarse en el palmarés fue en 1909 cuando la selección húngara se enfrentó, en dos ocasiones consecutivas, a la selección inglesa, la cual se desembarazó sin problemas de los magiares. El 29 de mayo vencieron por dos goles a cuatro y, dos días después, por dos goles a ocho. En la misma gira, al día siguiente de jugar en Budapest, lo hicieron en Viena frente a Austria, venciendo por un gol a ocho.
Pero veintidos años después, el fútbol en el continente se había desarrollado por completo, disponiendo de varias ligas profesionales. Se disputaban copas internacionales entre clubes y ya los conjuntos británicos eran derrotados, algo que unas décadas antes era impensable.
Llegados a este punto, el 16 de mayo de 1931, Austria disputaba un amistoso en Viena frente a la selección escocesa, consiguiendo derrotarla con suma facilidad, goleándola con cinco goles por ninguno de los escoceses.
Durante casi año y medio disfrutaron los austriacos de este privilegio, no sin antes disputar un total de once partidos, en los que obviamente consiguieron permanecer imbatidos. Tras este "impasse" los conjuntos británicos recuperaron la hegemonía, tras vencer Inglaterra a los austriacos en Londres por cuatro a tres.
De nuevo comenzó la disputa entre británicos, consiguiendo tanto ingleses, como escoceses, galeses y norirlandeses inscribir su nombre en el palmarés, hasta que ya definitivamente desaparece el fútbol británico, casi por completo de esta lista, el 18 de mayo de 1939. Ese día fueron enterradas las viejas ideas futbolísticas de una manera definitiva por los yugoslavos cuando vencieron dos a uno a Inglaterra, aunque no era la primera ocasión en que una selección británica era derrotada. Concretamente los ingleses perdieron por primera vez en 1929 en Madrid, frente a España, en el estadio Metropolitano, por cuatro goles a tres.
A partir de aquí, se suceden los continuos "Campeones del mundo extraoficiales" con los nombres de Italia, Suiza, Hungría, Alemania y Suecia, hasta que en 1947, Inglaterra logra vencer a Suecia en Londres por cuatro goles a dos. Escocia arrebata el título a los ingleses, los cuales lo recuperan nuevamente en Glasgow en 1950.
La histórica victoria de Estados Unidos frente a Inglaterra en el Mundial de Brasil sirve para que los estadounidenses alcancen una de los mayores logros en la historia del "soccer", aunque bien poco les duró, pues al siguiente partido, disputado frente a Chile, sirvió para que los andinos les tomasen el relevo. Y en esto que aparece el dominio sudamericano, que se convierte en total, con la aparición en el palmarés de las selecciones de Brasil, Perú, Uruguay, Paraguay, Argentina y Bolivia que desde el Mundial brasileño, lo extendieron hasta 1958, con la única excepción de la aparición de Italia que el 25 de abril de 1956 vencen en Milán a Brasil, pero dos meses después, en el siguiente partido, jugado frente a Argentina, pierden en Buenos Aires.
A partir de 1958, en el momento que Alemania Federal se convierte en la selección "Campeona extraoficial del mundo", ha habido todo tipo de selecciones en lo más alto, causando gran sorpresa en algunas ocasiones. Veamos: Suecia, Brasil, Uruguay, Argentina, España, Checoslovaquia, México, Antillas Holandesas, Costa Rica, Colombia, Ecuador, Chile, Unión Soviética, hasta que Alemania Federal cierra esta serie tras su victoria sobre los soviéticos en la semifinal del Mundial de Inglaterra, siendo la única selección que repetía en los últimos ocho años.
Aquí se produce un breve momento de gloria británico, encaramándose Inglaterra a lo más alto y haciendo doblete, consiguiendo ser "Campeón extraoficial del mundo" el mismo día que se proclamaba Campeón del Mundo de manera oficial. Es justo decir que si alguien merece este honor debe ser para los inventores del fútbol.
Escocia arrebata la titularidad a los ingleses en 1967, iniciándose una nueva serie de selecciones que merecer el honor de ser "Campeones extraoficiales del mundo". De esta forma, la Unión Soviética, Austria, Suecia, Francia, Suiza, Hungría, Bulgaria, España, durante algo más de un año, Holanda y Alemania, que consigue el segundo doblete en la historia de esta curiosidad, el mismo día que vence a Holanda en la final de su Mundial.
A partir de aquí y hasta nuestros dias, hay un auténtico carrusel de selecciones que pasan a ostentar el honor que nos ocupa. Esta es la lista de nuevas selecciones que se alzan en lo más alto de este palmarés a partir del Mundial de Alemania, salvo las que ya lo fueron en alguna ocasión: Polonia, Portugal, Bélgica, Dinamarca, Rumanía, Grecia, Australia, Colombia, Israel, República Checa, Rusia, Nigeria, Angola, Zimbabwe, y Venezuela, hasta el dia de hoy.

Esta nota contiene copyright. Puede ser utilizada con la debida autorización del autor de la misma.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

O sea, cuando una selección gana a Iglaterra, es campeona del mundo?.

linesman dijo...

Muchas gracias por tu interés.
No.
A mediados del siglo XIX tan solo jugaban Inglaterra y Escocia. Hay que tener en cuenta que yo lo he llamado "campeón del mundo extraoficial" pero lo podía haber llamado de cualquier otra manera. Quizá no es el nombre más adecuado pero es el que se me ocurrió.
Tomo como partida el primer partido entre Escocia e Inglaterra. El vencedor es el 1º "campeón extraoficial". El que consigue vencer a este primer "campeón extraoficial" es el siguiente "campeón" y así hasta nuestros dias.
En realidad es una secuencia que comienza en el primer partido internacional de la historia, en el que hay un primer vencedor al que luego otro vence y pasa a ostentar este ´"título" y luego también es vencido por otro nuevo y así hasta hoy.
No tiene ningún valor en ningún palmarés. Es tan sólo una curiosidad.